Archive for April, 2007

h1

Cómo identificar a un drogadicto

April 19, 2007

Hay varios síntomas del abuso de drogas que pueden ser reconocidos como señales de peligro. Debemos aclarar, sin embargo, que la presencia de uno o dos de ellos solamente no siempre indica problemas de las drogas, puede revelar otras causas ya que no es fácil a simple vista reconocer a una persona que esta bajo los efectos de una droga porque se puede confundir con otros estados emocionales. Sin embargo, el listado de las siguientes situaciones puede ayudar:
– Cambios repentinos de la personalidad y excesos de mal humor sin explicación de causa aparente.
– Notable caída en el rendimiento escolar o abandono de los estudios.
– Alejamiento de la compañía de otras personas .
– Pérdida de interés en las actividades favoritas, tales como deportes y hobbies.
– Aumentos de infracciones de transito.
– Incorporación a un nuevo grupo de compañeros de la misma edad.
– Recepción de llamadas telefónicas de personas desconocidas.
– Aumento de conflictos y peleas en el seno de la familia.
– Excesiva hostilidad para con los demás.
– Ojos enrojecidos.
– Presencia de instrumentos necesarios al consumos de drogas, sospechosa aparición de comprimidos frascos de colirio, jarabes y envases de medicamentos.
– Acentuadas alteraciones en el apetito.
– Falta de motivación, incapacidad para cumplir con las responsabilidades.
– Distracción, risas excesivas.
– Actividades antisociales tales como mentir, robar, faltar al colegio, etc.
– Cambios en los hábitos de higiene y en la alteración de la apariencia personal.
– Actitudes furtivas o impulsivas, uso de anteojos obscuros aunque no haya exceso de luz.
– Uso de camisas de mangas largas incluso los días calurosos.
– Reacción defensiva cuando se mencionan las drogas y el alcohol en la conversación.
– Aumento de la fatiga e irritabilidad, sueño interrumpido.
– Desaparición de objetos de valor.
– Falta de expresión en el rostro; monotonía en la voz.
– Uso de los equipos de sonido a todo volumen y cambio del día por la noche.
– Afecciones bronquiales y otros problemas de salud.
– Depresión emocional; frecuente mención del tema del suicidio.
– Aliento alcohólico.
– Confusión sobre el lugar, hora y día.
– Crisis de miedo o temor exagerado.
– Insomnio.
– Tos crónica.
– Apariencia de borrachera.
– Dificultad para coordinar movimiento.
– Aspecto somnoliento o atontado.
– Congestión en nariz y garganta.
– Habla mucho sin parar.
– Temblores.
– Excesiva calma o lentitud.
– Crisis de risas inmotivadas.
– Hablar traposo u en voz alta.
– Nauseas.
– Excesivo dolor de cabeza.
– Lenguaje incoherente.
– A veces oye, ve o siente cosas que no existen.

Advertisements
h1

Drogas ante la sociedad

April 19, 2007

La drogadición es un grave problema social. El adolescente, su familia, amistades y la comunidad donde se desarrolla este son los principales perjudicados por esta actividad.

yonki
El que cerca de 200 mil drogadictos mueran al año en el mundo indica el preocupante aumento en el número de personas que ingieren drogas ocasionalmente o que ya son adictos y que están fuertemente influidas o relacionadas con el aumento de la violencia social y la comisión de delitos.
Existen muchos ejemplos para hacer evidente el peligro social que representan las drogas, y que permiten afirmar con absoluta certeza que, por un lado la sociedad esta jugando un papel protagónico en la influencia sobre los adolescentes, y por el otro que es la misma sociedad quien con su apatía discrimina, corroe y humilla a los adolescentes que necesitan de su apoyo y limitan en sus capacidades para desarrollarse íntegramente.

El consumo de drogas sería para la teoría mertoniana, ejemplo típico de las teorías de alcance medio, por una parte una respuesta normal a determinadas presiones sociales y por la otra, una respuesta de tipo adaptativa frente a metas-éxito culturalmente definidas y medios institucionales insuficientes para alcanzarlos. Esta conducta tendría entonces la característica, sea por renuncia o por retraimiento, ante las presiones y exigencias sociales.
En definitiva, los desviados de esta categoría “configuran una cultura, un modo de vida organizado alrededor de la droga que legitima su status”. La crítica básica que se puede hacer a estas teorías es que no todos los usuarios de drogas responden al modelo explicativo.
Uno de los temas más urticantes al fin del siglo es el de las drogas y la consideración judicial, tanto del tema como de los adictos a ellas.
Desde el flagelo a la lacra social, una amplia gama de palabras sirven también para vehiculizar valores, apreciaciones y concepciones, se han utilizado para condenar, sancionar, absolver, predicar, denostar, tanto a las substancias como a sus consumidores.
La sociedad española de estas décadas parte de unos hábitos de consumo de tabaco y alcohol culturalmente aceptados que forman parte del ritual de las relaciones entre las personas y son bastante admitidos en el ámbito familiar.
Paulatinamente se van incorporando nuevas drogas entre grupos más amplios de la población y es desde 1965 cuando se comienzan a observar hábitos de consumo de cannabis y sus derivados, así como alucinógenos y estimulantes como las anfetaminas y posteriormente la cocaína.
Ante estos nuevos consumos, la tolerancia social comienza a desaparecer y se produce una primera alarma, porque se perciben como una nueva forma de contestación.

Además suceden tres factores que incrementan esta alarma:
• Una crisis cultural, ya que los nuevos consumos parecen estar revestidos con una etiqueta de modernidad.
• La sociedad española percibe en crecimiento del problema de las drogas y se sorprende de las nuevas drogas y formas de consumo, adoptando una visión catastrofista del fenómeno.
• La aparición, a finales de los 60, de la heroína, una sustancia con unos efectos diferentes a los conocidos hasta ese momento, con una vía de consumo parenteral y que se extiende de forma alarmante en los ambientes más pobres y marginados de la sociedad española.
Por estos motivos se produce una importante alarma social y una gran confusión sobre las actuaciones de elección para abordar la situación de los los consumos de drogas en la sociedad española.

h1

Qué es la droga y tipos de drogas

April 19, 2007

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define droga como toda aquella sustancia que se utiliza voluntariamente para experimentar sensaciones nuevas o modificar el estado psíquico. A parte, deberíamos añadir que crean dependencia, por lo tanto, el café y sobre todo el tabaco y el alcohol son drogas, aunque su consumo esté legalizado.

DROGAS ILEGALES

– Barbitúricos: suelen estar al alcance de todos los bolsillos. Son las pastillas para dormir con las que algunas personas se drogan. El consumo de una gran cantidad de barbitúricos es una frecuente forma de suicidio porque con ellos la respiración se hace lenta, hasta el punto de poner morir axfisiado, y el corazón late tan despacio que tambiñen pueden resultar mortales.

 – Alucinógenos: se llaman también drogas psicodélicas y producen sensaciones irreales, originan cambios en el estado de ánimo y provocan dependencia psíquica. Los más fuertes son bastante peligrosos, pero más populares son los derivados del Cannabis sativa y se consumen de diversas formas: se beben, se fuman, se inyectan o se comen. Los alucinógenos producen sensación de euforia y tendencia a hablar y reír mucho sin motivo, aunque también pueden dar lugar a efectos contrarios. El drogadicto de Cannabis puede llegar a perder su memoria y capacidad intelectual; sus fumadores son más propensos al cáncer de pulmón que los propios fumadores de tabaco. Los derivados del Cannabis más conocidos son marihuana, kifi, grifa y hachís.

 Cannabis

– Opiáceos: La morfina y la heroína se obtienen de una especie de amapola, la Papaver somniferum. La morfina se utiliza para calmar fuertes dolores, por eso muchos adictos a la morfina son antiguos enfermos tratados con esta droga durante un tiempo prolongado. La heroína, dos o tres veces más potente que la morfina, es un polvo blanco, el último peldaño en la escalada de la droga.

Estimulantes: Son sustancias que actúan produciendo una sensación temporal de euforia, de ser “más fuerte que los demás”. Retrasan la aparición de la fatiga y proporcionan gran agilidad mental durante un escaso período de tiempo, tras el cual el individuo se vuelve más lento y torpe. Las principales drogas estimulantes son la cocaína y las anfetaminas. La cocaína se esnifa y se inyecta, y crea gran dependencia, su uso es tan peligroso como el de la heroína. Las enfetaminas se fabrican en laboratorios de farmacia, son algo más flojos que la cocaína y crean también dependencia psíquica y física.

Cocaina

DROGAS LEGALES

– El tabaco: El tabaco es una droga legal que produce adicción. Se obtiene de las hojas de una planta originaria de América del Sur, que hoy día se cultiva en muchas zonas de la Tierra. Los componentes más nocivos del tabaco son la nicotina, muy venenosa y que afortunadamente no está en proporciones letales en los cigarrillos, y los alquitranes. Además, el tabaco contiene otras sustancias cancerígenas y nocivas. El tabaquismo es na enfermedad ocasionada por el consumo habitual de tabaco debido a condicionantes psicológicos y a que la nicotina causa dependencia. Produce numerosos efectos sobre el sistema nervioso como los trastornos de memoria y de visión; pero tambiñen origina dolencias mucho más graves: cáncer de pulmón, de laringe, de vejiga y de estómago; bronquitis crónica; enfisema; enfermedades coronarias; úlceras gástricas; impotencia sexual; estirilidad, etc.

– El alcohol: El alcoholismo es una enfermedad causada por el consumo habitual o abusivo de bebidas alcohólicas. La acción del alcohol sobre el organismo depende de su concentración, pues el alcohol puro mata inmediatamente cualquier estructura celular. El español medio ingiere unos 150 g de alcohol puro al día entre aperitivos, cañas y el vino de las comidas. Si se considera que la tolerancia de los hombres al alcohol es de 80 g y de las mujeres de 40, esta cifra resulta realmente alarmante. La enfermedad afecta al sistema nervioso sobretodo. En segundo lugar afecta al aparato digestivo causando una grave enfermedad: hígado graso. Tipos de intoxicación etílica:

Alcoholismo agudo o embriaguez: se manifiesta por reacciones muy distintas según los individuos: alegría artificial, tristeza, violencia, vértigo y vómitos, incluso hasta llegar a veces al coma alcohólico y a la muerte. Desgraciadamente es muy habitual entre los jóvenes

Alcoholismo crónico: es el alcoholismo propiamente dicho y produce muchas víctimas. Se adquiere por la ingestión diaria de dosis de alcohol superiores a las que puede soportar elorganismo, aunque no se produzca un estado de embriaguez.